Se renueva

 

             El agua va limpiando lo que queda. Ella sabe cómo transformar ese dolor ancestral en sabiduría.  Y como sabe que nada se queda, la agita, la lame, la renueva.
            Ahora, la piedra exhibe sus nuevos contornos, más suaves, más redondos. Y al sentirse renovada se vuelve parte de su entorno.
            Ya no se sabe dónde empieza el agua, dónde acaba la piedra…

Un comentario en “Se renueva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.