Es el desierto, son tus formas

Escucha el silencio que dice más cosas que el sonido.
Escucha tu silencio en lo que antes era mar, en un vientre de sal.
Descubre cómo en ti están sus formas que a veces te ahogan.
Descubre el dolor que sientes cuando se expanden, te abres.
Interioriza cada grano de vida y vuelves a dar vida, vuelves a la vida.
Interioriza su torbellino, fúndete en lo divino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *