Del mar

       Algo se ha activado en mí,
me siento galáctica, transoceánica.
Fue tu amor marino, divino,
quien me abrió para acercarme a mi destino.

       Me arrastran tus olas.
La calma es tan atronadora
que ya no hay excusas…
llegó la hora del ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *